miércoles, 17 de junio de 2009

Reflexion a cerca del discurso del Presidente de Costa Rica...

Hoy, después de mucho reflexionar sobre la realidad de nuestro país y del resto de los países Latinoamericanos, y, en total concordancia con el Presidente de Costa Rica Oscar Arias, vuelvo a escribir un tema muy serio y tan poco tocado por nuestros países: La falta de Pragmatismo Histórico, cultural y Social…
Discurso que dio el Presidente de la República de Costa Rica, Dr. Óscar Arias en la Cumbre de las Américas. A buen entendedor, pocas palabras.
Trinidad y Tobago - 18 de abril del 2009

Tengo la impresión de que cada vez que los países caribeños y latinoamericanos se reúnen con el presidente de los Estados Unidos de América, es para pedirle cosas o para reclamarle cosas. Casi siempre, es para culpar a Estados Unidos de nuestros males pasados, presentes y futuros. No creo que eso sea del todo justo.
No podemos olvidar que América Latina tuvo universidades antes de que Estados Unidos creara Harvard y William & Mary, que son las primeras universidades de ese país. No podemos olvidar que en este continente, como en el mundo entero, por lo menos hasta 1750 todos los americanos eran más o menos iguales: todos eran pobres.
Cuando aparece la Revolución Industrial en Inglaterra, otros países se montan en ese vagón: Alemania, Francia, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda… y así la Revolución Industrial pasó por América Latina como un cometa, y no nos dimos cuenta. Ciertamente perdimos la oportunidad.

También hay una diferencia muy grande. Leyendo la historia de América Latina, comparada con la historia de Estados Unidos, uno comprende que Latinoamérica no tuvo un John Winthrop español, ni portugués, que viniera con la Biblia en su mano dispuesto a construir “una Ciudad sobre una Colina”, una ciudad que brillara, como fue la pretensión de los peregrinos que llegaron a Estados Unidos.

Hace 50 años, México era más rico que Portugal. En 1950, un país como Brasil tenía un ingreso per cápita más elevado que el de Corea del Sur. Hace 60 años, Honduras tenía más riqueza per cápita que Singapur, y hoy Singapur –en cuestión de 35 ó 40 años– es un país con $40.000 de ingreso anual por habitante. Bueno, algo hicimos mal los latinoamericanos.
¿Qué hicimos mal? No puedo enumerar todas las cosas que hemos hecho mal. Para comenzar, tenemos una escolaridad de 7 años. Esa es la escolaridad promedio de América Latina y no es el caso de la mayoría de los países asiáticos. Ciertamente no es el caso de países como Estados Unidos y Canadá, con la mejor educación del mundo, similar a la de los europeos. De cada 10 estudiantes que ingresan a la secundaria en América Latina, en algunos países solo uno termina esa secundaria. Hay países que tienen una mortalidad infantil de 50 niños por cada mil, cuando el promedio en los países asiáticos más avanzados es de 8, 9 ó 10.

Nosotros tenemos países donde la carga tributaria es del 12% del producto interno bruto, y no es responsabilidad de nadie, excepto la nuestra, que no le cobremos dinero a la gente más rica de nuestros países. Nadie tiene la culpa de eso, excepto nosotros mismos.

En 1950, cada ciudadano norteamericano era cuatro veces más rico que un ciudadano latinoamericano. Hoy en día, un ciudadano norteamericano es 10, 15 ó 20 veces más rico que un latinoamericano. Eso no es culpa de Estados Unidos, es culpa nuestra.
En mi intervención de esta mañana, me referí a un hecho que para mí es grotesco, y que lo único que demuestra es que el sistema de valores del siglo XX, que parece ser el que estamos poniendo en práctica también en el siglo XXI, es un sistema de valores equivocado. Porque no puede ser que el mundo rico dedique 100.000 millones de dólares para aliviar la pobreza del 80% de la población del mundo –en un planeta que tiene 2.500 millones de seres humanos con un ingreso de $2 por día– y que gaste 13 veces más ($1.300.000.000.000) en armas y soldados.

Como lo dije esta mañana, no puede ser que América Latina se gaste $50.000 millones en armas y soldados. Yo me pregunto: ¿quién es el enemigo nuestro? El enemigo nuestro, presidente Correa, de esa desigualdad que usted apunta con mucha razón, es la falta de educación; es el analfabetismo; es que no gastamos en la salud de nuestro pueblo; es que no creamos la infraestructura necesaria, los caminos, las carreteras, los puertos, los aeropuertos; es que no estamos dedicando los recursos necesarios para detener la degradación del medio ambiente; es la desigualdad que tenemos, que realmente nos avergüenza; es producto, entre muchas cosas, por supuesto, de que no estamos educando a nuestros hijos y a nuestras hijas.

Uno va a una universidad latinoamericana y todavía parece que estamos en los sesenta, setenta u ochenta. Parece que se nos olvidó que el 9 de noviembre de 1989 pasó algo muy importante, al caer el Muro de Berlín, y que el mundo cambió. Tenemos que aceptar que éste es un mundo distinto, y en eso francamente pienso que todos los académicos, que toda la gente de pensamiento, que todos los economistas, que todos los historiadores, casi que coinciden en que el siglo XXI es el siglo de los asiáticos, no de los latinoamericanos. Y yo, lamentablemente, coincido con ellos.

Porque mientras nosotros seguimos discutiendo sobre ideologías, seguimos discutiendo sobre todos los “ismos” (¿cuál es el mejor? capitalismo, socialismo, comunismo, liberalismo, neoliberalismo, socialcristianismo...), los asiáticos encontraron un “ismo” muy realista para el siglo XXI y el final del siglo XX, que es el pragmatismo.

Para solo citar un ejemplo, recordemos que cuando Deng Xiaoping visitó Singapur y Corea del Sur, después de haberse dado cuenta de que sus propios vecinos se estaban enriqueciendo de una manera muy acelerada, regresó a Pekín y dijo a los viejos camaradas maoístas que lo habían acompañado en la Larga Marcha: “Bueno, la verdad, queridos camaradas, es que mí no me importa si el gato es blanco o negro, lo único que me interesa es que cace ratones”.

Y si hubiera estado vivo Mao, se hubiera muerto de nuevo cuando dijo que “la verdad es que enriquecerse es glorioso”. Y mientras los chinos hacen esto y desde el 79 a hoy crecen a un 11%, 12% o 13% y han sacado a 300 millones de habitantes de la pobreza, nosotros seguimos discutiendo sobre ideologías que tuvimos que haber enterrado hace mucho tiempo atrás.

La buena noticia es que esto lo logró Deng Xioping cuando tenía 74 años. Viendo alrededor, queridos Presidentes, no veo a nadie que esté cerca de los 74 años. Por eso solo les pido que no esperemos a cumplirlos para hacer los cambios que tenemos que hacer.

Muchas gracias
Como bien lo relata el presidente Arias, hemos perdido oportunidades enormes los latinoamericanos, llegamos a estar en posiciones privilegiadas en nuestras economías, en nuestra manera de vivir, en nuestra educación y en Salud Publica (Venezuela estuvo por muchos años a la vanguardia en Latinoamérica con un sistema de seguridad social envidiable por nuestros pares Norteamericanos y Europeos en la década de los 70’s y hasta principios de los 80’s) y en muchos otros aspectos, fuimos por mucho privilegiados de muchas formas, pero la bendita historia, nuestro pasado histórico con luchas intestinas y con otros países hermanos, y los dictadores aprovechadores desde esa época a la actual, no han hecho sino hacer retroceder a Latinoamérica casi otra vez al Siglo XIX…
Y hoy día seguimos en una de seguir ideologías que definitivamente no dan de comer a nuestros pueblos, formas de hacer las cosas muy burdas, muy a la época de los caudillos quijotescos del siglo XVIII y XIX, que tanto mal le hicieron a nuestros países. No podría hablar mal de nuestros libertadores, so pena de herir a los historiadores y a algunas personas susceptibles y que se dicen amantes y poseedores de las verdades que ellos emitieron en esos siglos, pero Señores estamos en el siglo XXI, ya todos los vestigios de esos señores que en su época nos libertaron, son pura y llana historia que no se repetirá, y que además tampoco nos ayudara a surgir como países y potencias con creatividad y un alto valor de lo que somos como sociedad, y tenemos que seguir los ejemplos que ya salieron de esas quijotadas, con solo empezar a ver:
¿De qué manera saco realmente a mi pueblo de esta situación?
¿Podría hacer que mi país se levante de las cenizas que han ido creando otros que lo destruyen en su inconsciencia y apología histórica en tergiversar los hechos para beneficio personal?
¿Podre hacer que cada Ciudadano haga algo para sí mismo y para mi país, poniéndome de acuerdo con él, solo dialogando, solo buscando lo mejor que tenemos y podemos hacer juntos y no mirando lo peor que cada uno de nosotros puede ser?
¿Podremos ponernos de acuerdo, dejando a un lado las diferencias viscerales que cada uno lleva por dentro, las miserias humanas que nos hacen animales racionales y no verdaderos hombres, para poder hacer actos de verdadera creación?
¿Entraremos en otra época dorada al final del túnel de tanta indolencia, ignorancia y estupidez, repito, visceral y propia de animales con algo de raciocinio, y no de verdaderos hombres y mujeres con valores que hablen por sí mismos y no vanas palabras chabacanas que solo hacen reír a idiotas igual que a borregos de un rebaño?
En un siglo, que debería ser el de mayores luces, hay oscurantismo, falsedad y miedo, es inconcebible tanta ignorancia en una época llena de información, es algo que jamás nuestros ancestros hubieran podido ni siquiera pensar, ellos estarían tristes y muy preocupados por lo que acontece hoy día. Si estuvieran vivos Andrés Bello y Simón Rodríguez, seguro lamentarían que no hubiera una educación integral, acorde a la época presente, seguro lamentarían ver como se dilapidan recursos en Politiquería barata y burda, llorarían al ver como usan el Nombre de uno de sus educandos con tanta falsedad y odio intestino, verían como sus obras manchadas con crueldad por tanta ignorancia supina, deja ver lo absurdo de seguir a Hombres incultos al abismo de la ignominia y de la maldad en un estado tan sutil, que solo aquellos con mente lúcida han visto desde el principio y que poco a poco cala en las mentes menos brillantes ante la inminencia de perder lo que materialmente han luchado…
Esos maestros verían con horror, como se pretende cambiar la verdadera historia, de hombres CREADORES de nuevos MUNDOS, CREADORES de INVENTOS Y DESCUBRIMIENTOS para beneficio de todos…
Extrañarían a cada uno de los ilustres y brillantes alumnos que tuvieron, al ver como se los denigra tergiversando los que ellos hayan dicho y hecho… La maldad humana tiene muchas caras, los libertadores de pueblos de este siglo, que poco, por no decir nada, tienen de comparación con los que si lucharon las gestas heroicas del siglo XIX… Muchos que quieren lucirse y decir que están cambiando la historia, y me pregunto: ¿cual historia?
Pero los hechos, y no las vanas palabras hablaran algún día, espero que no muy lejano, sobre como el ser Humano, como los latinoamericanos, como este planeta despertara, no con fuego, sangre, patrioterismos baratos, ideologías MUERTAS ni talantes fracasados, SINO con HECHOS, ACTOS verdaderamente heroicos, donde los principios y valores humanos, espirituales y lo mejor que somos y llevamos cada uno de los seres que habitamos este planeta, salga a flote, unamos fuerzas para CREAR, AMAR, verdaderamente LIBERTARNOS de la PEOR ESCLAVITUD, la Ignorancia acérrima, vulgar e hipertrofiada de los “seudolideres Latinoamericanos” que hasta hoy día mantienen sumida en la desesperanza a mas de una persona que en verdad quiere actuar para mejorar cada lugar de este hermoso continente…
En un libro de Herman Hesse que se llama “El Lobo Estepario” hay una frase contundente que habla de estos seres que se autodenominan “Lideres” y es el siguiente:
“Siempre ha sido así y siempre será igual, que el tiempo y el mundo, el dinero y el Poder, pertenecen a los MEDIOCRES y SUPERFICIALES, en cambio a los otros, a los verdaderos hombres, no les pertenece NADA, Nada más la muerte”
El sentido de pertenecía del que hablaba Hesse, tiene que ver con lo que cada ser humano le da valor, lo material, el deseo de TENER, CONTROLAR, POSEER, son valores muy viscerales, muy poco “HUMANOS” mas de criaturas que tienen una necesidad que cubrir para sentirse satisfechos, de ver en sus manos lo material, en cambio, los verdaderos hombres, no necesitan nada de eso, les basta el tener VALORES REALES, como el HONOR, LA SABIDURIA, EL AMOR, LA HUMILDAD, EL SENTIDO COMUN, y de todos estos, quien Gobierna su vida es el AMOR, no dicho, sino hecho, obras son amores reza un dicho popular… y son las obras de los verdaderos hombres las que hablan por sí mismas y por quienes las hacen realidad…
El mundo necesita Hombres verdaderos, Mujeres verdaderas, gente que se destaque, no que quiera salir a la palestra para sentirse bien, sino que salga a decir la VERDAD, y a MORIR POR ELLA, si es necesario… Gente que haga las cosas pensando en el bien común, que a la final también será su propio bien, Gente que se destaque por dejar salir de su INTERIOR lo mejor que es, lo mejor que tiene y lo mejor que puede hacer por los demás… Esos seres que dan todo por todos, esos seres que te aman, no porque están encima de ti y te acicalan con palabras, te dan solo lo que sale de sus bocas, y no lo que verdaderamente les pertenece, sino que hacen que cambie tu vida, mejorando tus perspectivas, cambiando realmente su visión de vida, mejorando su capacidad de hacer en obras para sí mismo y para los que le rodean, esos que hacen falta cuando tenemos un problema de todos y que no aparecen sino en el momento que Dios dispone que así sea…
El mundo no es inmutable, al contrario cambia segundo a segundo… nos quieren llevar al pasado histórico, y no podrán contra la corriente de lo que significa ser un habitante del futuro que es el hoy día… LATINOAMERICA DESPIERTA DEL LETARGO… Ve quiénes son tus verdaderos Hombres y Mujeres, quienes son en verdad tus hijos… ámalos, ayúdalos a dar lo mejor de sí… LATINOAMERICA DESPIERTA… es hora de dar el giro, de sembrar semillas en toda la tierra fértil que posees para todos… Es hora de dar ESPERANZAS, de dar FE, de que tus hijos no emigren a otras tierras cuando tanto pueden dar en las propias, protégelos de los malvados, tú en tu sabiduría sabrás como harás que paguen tanto daño… LATINOAMERICA DESPIERTA… te esperan muchas bendiciones, porque eres un continente JOVEN, LIBRE, sin deseos de sobreprotección engañosa, ni de los viejos liderazgos, si es que alguno sirve, ni de los nuevos seudolideres, que tampoco dejan que tu sed de verdadera LIBERTAD resurja…
Esta es una plegaria, para que quienes tenemos sueños, los veamos hechos realidad, es una plegaria para que no dejemos que nos arrebaten la FE en nosotros mismos como pueblos hermanos, es una plegaria para poner ORDEN en tanta desidia, es para que REACCIONEMOS, TANTO LETARGO PODRIA SER LETAL a nuestra alma… VIVIR o SOBREVIVIR, en que pensamos… AMIGOS HAY QUE SER, y no solo estar aquí...
Después de esta larga reflexión, podre dormir tranquilo, ya que mi labor es dar este mensaje… y hacer que como pueblos unidos logremos un mejor mañana para nuestros hijos, que podamos verles a la cara cuando estemos viejos y decirles que pueden respirar aire puro, porque nos propusimos a cuidar a la naturaleza, que pueden tomar agua limpia porque dejamos de consumir bagatelas y nos dedicamos a cuidar al planeta, y que pueden tener PAZ, AMOR y LIBERTAD, porque nos dimos cuenta que cualquier cosa fuera de estos conceptos, era simplemente perder el tiempo…
Que tengan una feliz noche...