lunes, 8 de marzo de 2010

Diferencia entre gerente (manager) y líder

Diferencia entre gerente (manager) y líder

"En primer lugar, el liderazgo no es por sí; ni bueno ni deseable. Es un medio, y el fin al cual se dirija es la cuestión crucial" P. Drucker

Es importante distinguir entre "managment" (gestionar) y "liderazgo". De una manera resumida, se define al liderazgo (o la capacidad de ser líder) como una cualidad del gerente (manager). Es decir, se puede ser directivo, pero no tener cualidades de líder y viceversa.

El "mánager" se fija más en el proceso de la concepción y adopción de decisiones que en el hecho final, es hábil en el control administrativo-financiero, evita aquellas soluciones que puedan ser conflictivas, es buen gestor: es un buen gerente.

El líder adopta un compromiso personal y actúa para el objetivo (la causa que justifica la existencia de toda organización), no acostumbra a ser muy hábil en administrar o gestionar, pero suele ser un gran motivador del equipo humano y siempre busca nuevas opciones para solucionar los problemas. Se podría adoptar la definición de que el liderazgo es la habilidad de hacer que los demás hagan lo que hay que hacer y, además les guste; por lo cual un líder sin seguidores no tiene razón de ser.

"Un líder ¿nace o se hace?"

Otra cuestión de reflexión es de si un líder nace o se hace. Se afirma que ambas cosas. Esto último es lo compartido por el productor de este espacio semanal, pues ¿cómo pedirle peras al olmo?: para tener peras... se necesita de un peral. Hay quienes son buenos para la música, algunos ni pueden cantar, menos escribirla ni arreglarla, mientras que otros son buenos para los idiomas.

Entonces, no se puede obviar que ciertas características innatas del individuo contribuyen de una manera importante a poseer la habilidad del liderazgo de una manera natural, pero el entorno cambiante de la empresa y las diferentes situaciones sociales y geográficas requieren del aprendizaje y adaptación continua de esa habilidad que se enriquece principalmente con el cúmulo de experiencias y la preparación técnica específica como "manager".

Es decir, se puede afirmar que un líder nace y se hace y que existen tantas definiciones de liderazgo como situaciones de liderazgo puedan darse.

Como corolario puede expresarse "que la empresa está formada por equipos y subequipos de personas"; "que esos equipos de personas precisan ser dirigidos y liderados"; "que el liderazgo es en la actualidad la principal habilidad implícita del gerente (manager)" y "que no existirá una dirección (un "managment") efectiva sin una importante dosis de liderazgo que acompañe la gestión".

Aunque existen muchos estilos intermedios, por comodidad, se definirán dos grandes familias de estilos de dirección que -de alguna manera- agruparían todos los explicados por multitud de autores. No sólo se definen los estilos de liderazgo sino también sus postulados y criterios de motivación resultantes, por cuanto que al conocer el estilo de liderazgo de un individuo también se conoce -por inferencia- las repercusiones en motivación que se obtendrán en el equipo que dirige o piensa dirigir.

El estilo AUTORITARIO

Dirección centrada en las obligaciones

* El que está al mando decide, los colaboradores ejecutan sin participar en la decisión.

* El que está al mando obtiene lo que quiere por el poder personal que ostenta, en definitiva, todo se hace: por imposición.

* El gerente determina todas las normas y las técnicas a utilizar se determinan por el "jefe" a corto plazo, no da explicaciones sobre los procedimientos posteriores.

* Las personas son simples piezas de un sistema.

* El jefe determina las tareas del grupo y forma los grupos de trabajo

propiamente dichos.

Sus postulados:

- La gente trabaja en general por recompensas económicas y por razón de su estatus.

- La fuerza principal que mantiene a la gente en sus tareas es el temor a un despido o a que le bajen de categoría.

- Esperan ser dirigidas desde arriba y no quieren pensar por su cuenta (¿para qué, si sus opiniones no son consideradas?).

- Necesitan instrucciones específicas acerca de qué hacer y cómo hacerlo.

- Las tareas son fundamentales y hay que hacerlas; quienes laboran son elegidos, son capacitados y se adaptan a la labor.

Conclusiones:

Un estilo de dirección centrado en el interés por la producción y las tareas. Dirigentes orientados en el trabajo.

El estilo DEMOCRATICO

Dirección centrada en las personas

* El líder se reserva el derecho de la decisión final, pero solicita -a priori- la opinión de sus colaboradores y tiene en cuenta sus consejos.

* Una vez adoptada la decisión, el líder informa a sus colaboradores de su contenido y de las razones que le han conducido a su elección.

* Por naturaleza, las personas son activas, fijan metas, y disfrutan en su desempeño: entonces, se implican en la consecución de las metas.

Sus postulados:

- Las personas actúan porque les place coparticipar: dar frutos.

- La fuerza principal que las mantiene productivas en sus tareas es el deseo de alcanzar sus metas personales y sociales.

- Son capaces de autodirigirse.

- Comprenden y se interesan por su trabajo, y pueden idear y mejorar sus propios métodos para hacerlos mejor.

- Se cansan de lo rutinario y prefieren disfrutar de experiencias nuevas; todo el mundo es creativo en cierta medida: disfrutan aprendiendo y aumentando su compresión y capacidad.

Conclusiones

Un estilo de dirección centrado en el interés por la gente, las relaciones humanas. Dirigentes orientados a las personas.

Por:Chichí Páez
gerenciaenaccionve@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

HOLA AMIGO LECTOR PUEDES HACER TUS COMENTARIOS CON RESPONSABILIDAD EN ESTE ESPACIO.