domingo, 27 de mayo de 2012

LA ESTABILIDAD LABORAL EN VENEZUELA SEGUN LA LEY ORGANICA DEL TRABAJO DE LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS.

Por: Alexis E Blanco Blanco.

En Venezuela la reforma laboral del año 2012, estableció el principio con carácter ideológico socialista de la estabilidad en el trabajo, en los artículos, Nº 85, 86, 87 y 89 del título 6to, de la Ley Orgánica del Trabajo de los Trabajadores y Trabajadoras ( LOTTT ), en donde todos los trabajadores tienen el derecho a la garantía de permanencia en su trabajo, si no hay causas comprobadas que justifiquen la terminación de la relación de trabajo, es decir la estabilidad absoluta o inamovilidad permanente para todos los trabajadores de las empresas privadas o particulares, en equiparamiento a la estabilidad absoluta establecida en la Ley del Estatuto de la Función Publica que rige la relación de los empleados de ese sector nacional.

En estos artículos claramente se deroga y sustituye lo establecido en el articulo Nº 125 de la anterior ley del trabajo sobre la indemnización por despido injustificado, que permitía al patrono egresar a un trabajador sin causa justa pero cancelando las indemnizaciones correspondientes. Con esta reforma el principio jurídico y doctrinario de la estabilidad laboral relativa que permite a los empleadores contratar y despedir a trabajadores con discrecionalidad queda totalmente suprimido.
De la Estabilidad en el Trabajo según la Ley orgánica Del Trabajo, LOTTT.

Artículo 85. La estabilidad es el derecho que tienen los trabajadores y trabajadoras a permanecer en sus puestos de trabajo. Esta Ley garantiza la estabilidad o permanencia en el trabajo y dispone lo conducente para limitar toda forma de despido no justificado, conforme consagra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Los despidos contrarios a la Constitución y a esta Ley son nulos.
Garantía de estabilidad

Artículo 86. Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a la garantía de permanencia en su trabajo, si no hay causas que justifiquen la terminación de la relación laboral. Cuando un trabajador o trabajadora haya sido despedido sin que haya incurrido en causas que lo justifiquen, podrá solicitar la reincorporación a su puesto de trabajo de conformidad a lo previsto en esta Ley.

Trabajadores y trabajadoras amparados por la estabilidad.

Artículo 87.  Estarán amparados por la estabilidad prevista en esta Ley.

1. Los trabajadores y trabajadoras a tiempo indeterminado a partir del primer mes de prestación de servicio.

2. Los trabajadores y trabajadoras contratados y contratadas por tiempo determinado, mientras no haya vencido el término del contrato.

3. Los trabajadores y trabajadoras contratados y contratadas para una obra determinada, hasta que haya concluido la totalidad de las tareas a ejecutarse por el trabajador o trabajadora, para las cuales fueron expresamente contratados y contratadas.

Los trabajadores y las trabajadoras de dirección, no estarán amparados por la estabilidad prevista en esta Ley.

Procedimiento de estabilidad según la LOTTT

Artículo 89. Cuando el patrono o patrona despida a uno o más trabajadores o trabajadoras amparados o amparadas por estabilidad laboral deberá participarlo al Juez o la Jueza de Sustanciación, Mediación y Ejecución de su jurisdicción, indicando las causas que justifiquen el despido, dentro de los cinco días hábiles siguientes, de no hacerlo se le tendrá por confeso, en el reconocimiento que el despido lo hizo sin justa causa.

Asimismo, el trabajador o trabajadora podrá acudir ante el Juez o Jueza de Sustanciación, Mediación y Ejecución, cuando no estuviere de acuerdo con la procedencia de la causa alegada para despedirlo o despedirla, a fin de que el Juez o Jueza de Juicio la califique y ordene su reenganche y pago de los salarios caídos, si el despido no se fundamenta en justa causa, de conformidad con la Ley. Si el trabajador o trabajadora dejare transcurrir el lapso de diez días hábiles sin solicitar la calificación del despido, perderá el derecho a reenganche, pero no así los demás que le correspondan en su condición de trabajador o trabajadora, los cuales podrá demandar ante el Tribunal del Trabajo competente.

Decisión del procedimiento

Artículo 90. El Juez o Jueza de Juicio deberá decidir de manera oral sobre el fondo de la causa y declarar con o sin lugar la solicitud de reenganche y el pago de los salarios caídos.

Ejecución forzosa de la decisión

Artículo 91. Definitivamente firme la sentencia del Juez o Jueza de Juicio que declaró con lugar la solicitud de calificación de despido incoada por el trabajador o trabajadora, se procederá a su reenganche y al pago de los salarios caídos durante el procedimiento y hasta la efectiva reincorporación del trabajador o trabajadora a su puesto de trabajo.

El patrono o patrona deberá cumplir voluntariamente con la sentencia dentro de los tres días hábiles siguientes a su publicación, si no lo hiciere a partir del cuarto día hábil el Juez o Jueza de Sustanciación, Mediación y Ejecución, procederá a la ejecución forzosa de la sentencia, embargando, en vía ejecutiva, bienes del patrono o patrona para satisfacer el pago de los salarios caídos causados o que se causaren, hasta el reenganche efectivo del trabajador o trabajadora demandante. Si el demandado o demandada se negare a cumplir con la orden judicial de reenganche, incurrirá en el delito de desacato a la autoridad judicial con pena de prisión de seis a quince meses. A los fines de establecer las responsabilidades penales a que haya lugar, el Juez o Jueza del Trabajo oficiará al Ministerio Público.

Indemnización por terminación de la relación de trabajo por causas ajenas al trabajador o trabajadora
Artículo 92.

En caso de terminación de la relación de trabajo por causas ajenas a la voluntad del trabajador o trabajadora, o en los casos de despido sin razones que lo justifiquen cuando el trabajador o la trabajadora manifestaran su voluntad de no interponer el procedimiento para solicitar el reenganche, el patrono o patrona deberá pagarle una indemnización equivalente al monto que le corresponde por las prestaciones sociales.

Improcedencia o terminación del procedimiento de estabilidad

Artículo 93.

Si el trabajador amparado o trabajadora amparada por la estabilidad recibiere voluntariamente lo que le corresponde por concepto de sus prestaciones sociales, más un monto equivalente a éstas por concepto de indemnización, no se llevará a cabo el procedimiento de estabilidad.

En caso que la aceptación de dichos pagos por parte del trabajador o trabajadora se hiciere en el curso del procedimiento indicado, éste terminará con el pago adicional de los salarios caídos.

CAUSAS EN LAS QUE SE PIERDE LA ESTABILIDAD LABORAL SEGUN LA LOTTT.

Causas justificadas de despido del trabajador.

Artículo 79. Serán causas justificadas de despido, los siguientes hechos del trabajador o trabajadora:

a) Falta de probidad o conducta inmoral en el trabajo.
b) Vías de hecho, salvo en legítima defensa.
c) Injuria o falta grave al respeto y consideración debidos al patrono o a la patrona, a sus representantes o a los miembros de su familia que vivan con él o ella.
d) Hecho intencional o negligencia grave que afecte a la salud y la seguridad laboral.
e) Omisiones o imprudencias que afecten gravemente a la seguridad o higiene del trabajo.
f) Inasistencia injustificada al trabajo durante tres días hábiles en el período de un mes, el cual se computará a partir de la primera inasistencia. La enfermedad del trabajador o trabajadora se considerará causa justificada de inasistencia al trabajo. El trabajador o trabajadora deberá, siempre que no existan circunstancias que lo impida, notificar al patrono o a la patrona la causa que lo imposibilite para asistir al trabajo.
g) Perjuicio material causado intencionalmente o con negligencia grave en las máquinas, herramientas y útiles de trabajo, mobiliario de la entidad de trabajo, materias primas o productos elaborados o en elaboración, plantaciones y otras pertenencias.
h) Revelación de secretos de manufactura, fabricación o procedimiento.
i) Falta grave a las obligaciones que impone la relación de trabajo.
j) Abandono del trabajo.
k) Acoso laboral o acoso sexual.

Se entiende por abandono del trabajo:

a) La salida intempestiva e injustificada del trabajador o trabajadora durante las horas laborales del sitio trabajo, sin permiso del patrono o de la patrona o de quien a éste represente.
b) La negativa a trabajar en las tareas a que ha sido destinado, siempre que ellas estén de acuerdo con el respectivo contrato o con la Ley. No se considerará abandono del trabajo, la negativa del trabajador o trabajadora a realizar una labor que entrañe un peligro inminente y grave para su vida o su salud.
c) La falta injustificada de asistencia al trabajo de parte del trabajador o trabajadora que tuviere a su cargo alguna tarea o máquina, cuando esa falta signifique una perturbación en la marcha del proceso productivo, la prestación del servicio o la ejecución de la obra.

Principios de la estabilidad relativa y absoluta establecidos en la ley orgánica del trabajo derogada del año 1997

En Venezuela existían dos tipos de estabilidad laboral; la estabilidad relativa o impropia y la estabilidad absoluta que se equipara a la inamovilidad por decreto gubernamental. La estabilidad relativa estaba dada a la generalidad de trabajadores siempre que tuvieren más de tres (03) meses al servicio de un patrono, no fuesen empleados de dirección y tuvieran carácter de permanencia, y la estabilidad absoluta estaba destinada a proteger a un colectivo especifico de trabajadores que por distintas circunstancias estuviesen investidos de un fuero especial, como lo son los miembros de las juntas directivas sindicales, la mujer en estado de gravidez, los miembros de una organización sindical o promoventes, los delegados de seguridad y prevención, los trabajadores en conflicto colectivo o en proceso de negociación de convención, entre otros.

En la ley del trabajo del año 1997 recientemente derogada, los procedimientos de calificación de despido se realizaban por ante la inspectora del ministerio del trabajo y no por ante el tribunal de estabilidad laboral, se empleaban en circunstancias en donde existía un régimen de inamovilidad laboral temporal, es decir aquel régimen establecido por decreto presidencial, que ante situaciones de índole social suprime temporalmente la estabilidad laboral relativa y otorga a los trabajadores un fuero (protección) de estabilidad laboral temporal absoluta, es decir en donde no pueden ser despedidos sin causa justa y sin la autorización del órgano o ministerio competente.

Pero cuando el fuero de inamovilidad laboral presidencial no existe decretado, la estabilidad laboral es relativa y el procedimiento de dar por concluida la relación de trabajo es expedito, solo se procede a notificar por escrito al organismo competente (Tribunal laboral o ministerio del trabajo) de que se está despidiendo o egresando a un trabajador, explicando al detalle los hechos con las debidas pruebas y cancelando la liquidación con sus respectiva indemnización. Es importante señalar que en este proceso el trabajador tiene la oportunidad de defenderse mediante el recurso del juicio de estabilidad laboral y solicitar el reenganche con pago de salarios caídos y otros beneficios.

 Por; ALEXIS ENRIQUE BLANCO BLANCO en domingo, mayo 27, 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HOLA AMIGO LECTOR PUEDES HACER TUS COMENTARIOS CON RESPONSABILIDAD EN ESTE ESPACIO.